Hacer ejercicios en casa

Entrenando en casa

Hacer ejercicios en casa es una forma efectiva para aquellos que no queremos gastar dinero en gimnasios, o nos da vergüenza entrenar en sitios públicos, ya sea por que estamos empezando o no estamos contentos con nuestro cuerpo.

Cuando llega el verano, muchos de nosotros estamos deseando quitarnos esos kilos y los gimnasios no solo están saturados de gente, si no que encontrar tiempo para desplazarnos a y entrenar.

En realidad, no es cuestión de donde haces ejercicio, si no, cuanto ejercicio haces y asegurarte de que el entrenamiento que sigues es efectivo.

Como nota, hay que tener en cuenta que entrenar en casa puede llegar a ser todo un desafío, ya que hace falta mucha fuerza de voluntad para perseverar en el reto de hacer ejercicio en casa, ya que no estamos en un ambiente propenso al entrenamiento como puede ser un gimnasio y es mucho más fácil buscar excusas para no entrenar.

Si puedes evitar las distracciones típicas de nuestro hogar como pueden ser las llamadas de teléfono, la televisión, los hijos u otros miembros de la familia, podrás establecer una rutina que te ayude a entrenar de una manera eficiente y en la comodidad de tu hogar.

Aunque las mujeres tienen miedo de ponerse musculosas, si lo que queremos es adelgazar, se ha demostrado que trabajar con pesas, como mancuernas, es una de las formas más efectivas de perder peso, ya que al involucrar muchas fibras musculares, hacen trabajar más activamente al cuerpo y nos hacen quemar más grasas.

En realidad el poder ganar músculo depende de muchos más factores que levantar peso, como la genética y la alimientación.

Como consejo, para empezar a hacer ejercicio en casa, apaga tu teléfono móvil mientras entrenas, pon a tope tu música favorita e incluso invita a algún amigo para entrenar juntos y te ayudará a no saltarte tus rutinas de ejercicios.

Ejercicios que puedes hacer en casa

Muchas veces uno de los impedimentos para hacer ejercicios en casa es que no sabemos que tipo de movimientos debemos practicar.

Aquí os doy algunas ideas

Sentadillas

Ponte en pie con las piernas separadas a la altura de los hombres y baja tus caderas, casi como si fueses a sentarte en una silla. Según vas doblando las rodillas, tus muslos quedarán en paralelo al suelo, formando un ángulo recto con los gemelos.

Asegúrate que las rodillas no sobrepasen las puntas de los pies y manten la mirada al frente y el pecho recto. Levántate a la posición inicial y repite.

Flexiones

Es uno de los ejercicios más efectivos para el pecho y que podemos practicar sin ningún equipamiento. Simplemente, debemos situarnos en el suelo, boca abajo con las manos separadas a la anchura de los hombros y los pies con las puntas apoyadas manteniendo el cuerpo recto.

Una vez estamos en posición, debemos doblar los codos hasta llegar casi a tocar el suelo con el pecho y volver a la posición inicial.

Si no tenemos fuerza suficiente, podemos apoyar las rodillas en el suelo y ejecutar el ejercicio.

Patinadores

Empezamos como si fuésemos a ejecutar una sentadilla, pero nos detenemos a la mitad. En esta posición, saltamos lateralmente para aterrizar de forma suave doblando las rodillas al caer para acabar otra vez en la posición inicial.

Simplemente, saltamos lateralmente hacia el otro lado y repetimos.

Zancadas

De pie, manten las piernas a la anchura de los hombros y deja caer tus brazos en los costados del cuerpo. Adelanta tu pierna derecha y desciende con la rodilla izquierda en dirección al suelo. Deben quedar en una posición de 90 grados y la rodilla delantera no debe pasar la punta del pie.

Vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna.

Superman

Colócate en el suelo, tumbado boca abajo y estira los brazos hacia delante como si estuvieras imitando a Superman. Con suavidad, levanta tus piernas y el pecho del suelo manteniendo la cabeza recta.

Mantén esta posición durante unos tres segundos y vuelve a la posición inicial.